Una nueva realidad durante la pandemia de coronavirus

La pandemia mundial de coronavirus, aunque se está debilitando día a día, continúa y cambia nuestra realidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que no será posible vivir de la manera en que solíamos hacerlo hasta que exista una vacuna o medicación efectiva. Sin embargo, dados los efectos económicos del aislamiento, muchos países están optando por descongelar lentamente sus economías. Sin embargo, oímos hablar de la construcción de una "nueva realidad". ¿Qué será y en qué consistirá?

El coronavirus y la nueva realidad

Recientemente nos hemos enfrentado a un nuevo, hasta ahora desconocido, patógeno peligroso - el coronavirus. Es un virus que pertenece a la familia de los coronavirus, transmitido de humano a humano por medio de microgotas. Se detectó en el esputo, la secreción de la nariz y la garganta, la sangre, las heces, la orina y las lágrimas. No está claro si la infección puede ocurrir por contacto con superficies infectadas o por aire. Sin embargo, se sabe que dependiendo del tipo de superficie, el virus puede sobrevivir en ella durante diferentes períodos de tiempo.

Según conocimientos actuales, el coronavirus puede sobrevivir hasta 24 horas en papel y cartón, hasta 72 horas en acero inoxidable o plástico, y hasta 4 horas en las superficies de cobre. Todo esto también depende de factores como, entre otros, la humedad y la temperatura del aire. De ahí todas las restricciones impuestas por los estados a los ciudadanos y las normas de seguridad en lugares públicos como tiendas, restaurantes, así como peluquerías y salones de belleza.

Es importante recordar que muchas personas pueden ser portadoras del virus y una fuente de infección para otros, sin mostrar ningún síntoma. La infecciosidad del virus está determinada por el factor de reproducción (el índice R0). Como en el caso de muchos otros países, España ha mantenido el R0 inferior o igual a uno desde el 4 de abril (durante 16 días). Sin embargo, según cifras del Instituto de Salud Carlos III, esta tendencia se rompió el lunes 20 de abril cuando España volvió a superar el RO alcanzando el 1,03.[1]

Los datos mencionados pueden ser, lamentablemente, un patrón- ya que después de que se hayan levantado las restricciones y se haya descongelado la economía paso a paso, el número de casos de Covid-19 podría aumentar de nuevo, como muestra el caso de otros países europeos. Al mismo tiempo, sin embargo, la difícil situación económica, no sólo en España sino en todo el mundo, no permite la exclusión a largo plazo de tantos puestos de trabajo – aunque la pandemia haya durado algunos meses ya, puede tardar mucho más en recuperarse de la crisis económica. En abril se esperaba que las restricciones introducidas a causa del coronavirus provocaran el peor colapso de la economía mundial desde la gran crisis del decenio de 1930. Los datos de todo el mundo son actualmente incluso peores de lo esperado.

En Europa, Lituania fue uno de los primeros países en soportar restricciones - el 23 de abril, todas las tiendas, restaurantes y peluquerías fueron abiertas. En Alemania, desde el 4 de mayo, se han reanudado parcialmente las clases en las escuelas y se ha permitido la apertura de museos, zoológicos y parques infantiles. También en Italia, un país particularmente afectado por la pandemia, ya se han permitido las visitas familiares, los funerales realizados en pequeños grupos y los paseos en parques. Sin embargo, todavía no se puede salir de casa sin una razón clara o cruzar las fronteras de la región de residencia.

El 14 de marzo 2020 se declaró el estado de alarma en España y por tanto, lo que incluyó la mediad de cuarentena. El 16 de marzo España cerró sus fronteras y sólo permitía el acceso de nacionales y residentes. En julio reabrieron fronteras. Las restricciones también incluyeron el cierre de tiendas no esenciales - bares, restaurantes, discotecas, cafeterías, cines, negocios comerciales y minoristas. Como consecuencia, muchas empresas y pymes españolas tuvieron que recurrir a ERTE para suspender temporalmente el empleo de sus trabajadores.

El 28 de abril se anunció el Plan de desconfinamiento de España que involucra cuatro fases en las que se reducen de manera gradual las limitaciones del confinamiento.  El 21 de junio el país pasó a lo que se ha denominado como «nueva normalidad». [2]

El 1 de mayo el BOE publicó la Orden SND/380/2020. Además de los desplazamientos permitidos hasta entonces se permitirían las salidas para practicar deporte no profesional o para dar paseos a menos de 1 km del domicilio y que duren hasta una hora. Además, estas salidas tenían unos horarios dependiendo de la edad de la población.[3]

También se recomienda mantener una distancia de 2 metros de otras personas y quedarse en casa si es posible. Todos tenemos que aprender a funcionar en la nueva realidad y "vivir con el coronavirus". Desafortunadamente, los pronósticos no son reconfortantes. Después del descenso de casos en España, ahora hay rebrotes. También puede acumularse con una epidemia de gripe estacional.

Una cierta arma en la lucha contra el coronavirus es la vacuna, que está siendo investigada en muchos centros alrededor del mundo, por ejemplo por científicos del Centro de Innovación de BioEmpresas Queen Mary en el Reino Unido, CureVac Dietmar Hopp en Alemania e Inovio Pharmaceuticals en los Estados Unidos. El trabajo sobre la vacuna se está llevando a cabo lo más rápido posible, pero la producción final y en masa de la misma puede que no tenga lugar hasta el próximo año. Los primeros resultados de la investigación ya están disponibles - la compañía americana Moderna informó que la vacuna causó la respuesta inmune correcta en los voluntarios. En la actualidad, no tenemos otra opción que aprender a funcionar en el nuevo régimen sanitario para reducir el número de nuevas infecciones lo más posible.[4]

Una nueva realidad, ¿en qué consiste?

El régimen sanitario en tiempos de pandemia se aplica a todo tipo de industria, pero los mayores cambios se pueden ver en las tiendas, restaurantes e instalaciones de servicios, incluyendo los salones de belleza y peluquería. Estos son lugares que todo el mundo utiliza a diario. Desde el comienzo de la pandemia, ha habido restricciones en las tiendas de comestibles - una reducción en el número de clientes, la necesidad de usar guantes desechables, así como la introducción de horarios especiales para los ancianos. Hoy en día, los restaurantes, cafés y bares también deben cumplir con las nuevas normas de seguridad.

Entre los requisitos y recomendaciones para la gastronomía podemos encontrar:

  • un número limitado de personas en el local (debe haber al menos 4 m2 por persona);
  • desinfección de la mesa después de cada cliente;
  • mantener una distancia de 2 m entre las mesas. Los tableros pueden estar separados por 1 m entre sí siempre que las mesas estén además separadas por tabiques al menos 1 m por encima del tablero;
  • manteniendo una distancia de 1,5 m de los invitados sentados en mesas separadas;
  • usando máscaras y guantes por parte de los cocineros y el personal de catering.

Las recomendaciones para los salones de belleza incluyen:

  • la obligación de que los clientes lleven máscaras, gafas o viseras (en la peluquería, y en el salón de belleza si el tipo de servicio lo permite);
  • el uso de toallas y herramientas desechables siempre que sea posible;
  • mantener una distancia de 2 m entre los puntos de apoyo (o de 1 m si se instaló la barrera de seguridad);
  • aceptar a los clientes sólo con cita previa por teléfono o en línea antes de la visita;
  • el cliente no debe esperar el servicio en la sala de espera. Las salas de espera deben estar fuera de uso.

Todos los procedimientos y normas sanitarios aplicados tienen por objetivo aumentar la seguridad y reducir al mínimo el riesgo de contaminación de los empleados y clientes. La base para funcionar en la "nueva realidad", además de las recomendaciones mencionadas, debería ser:

  • el cumplimiento de las normas de higiene y protección personal: lavarse las manos con agua y jabón tan a menudo como sea posible o utilizar agentes a base de alcohol para la desinfección; los agentes de protección personal incluyen guantes, gafas, visores y mascarillas quirúrgicas desechables;
  • la desinfección de las superficies - es importante desinfectar la superficie tan a menudo como sea posible con líquidos y desinfectantes que contengan al menos un 60% de alcohol. Estas soluciones desestabilizan las membranas lipídicas de los virus. La desinfección frecuente de los artículos de uso diario, como teléfonos, tarjetas de pago, pero también de las manijas y estaciones de trabajo después de cada cliente, es crucial hoy en día;
  • ESTERILIZACIÓN DE HERRAMIENTAS EN AUTOCLAVE - su propósito es destruir todas las formas de microorganismos dañinos, así como sus esporas. Un instrumento que ha sido sometido a un proceso de esterilización está libre de patógenos. Un autoclave es un dispositivo utilizado para esterilizar principalmente instrumentos reutilizables, por ejemplo, pinzas o limas de metal. En era de pandemias, los autoclaves se utilizan también para esterilizar máscaras, vendas, apósitos y otros equipos reutilizables. En el caso del equipo de protección personal desechable, como las máscaras, deben ser esterilizadas antes de ser enviadas para su eliminación. La esterilización es el único proceso que proporciona un 100% de protección contra diversos patógenos, incluido el coronavirus.

Sólo el uso de estas medidas de protección en combinación con las directrices permitirá reducir la propagación del coronavirus y proteger eficazmente a las personas más vulnerables. Cada cliente de una peluquería o salón de belleza debe recibir el servicio con herramientas limpias y estériles, desempacadas frente a él. Esto es una garantía de que las herramientas son adecuadas para este tipo de trabajo. Y sólo una secuencia de esterilización profesional en autoclave garantiza una seguridad completa. Usar sólo desinfectantes o reemplazos como esterilizadores UV o esterilizadores de bola para este propósito expone a los clientes del salón a un peligro.

Fortalecimiento de normas de seguridad

Todas las DIRECTRICES ANTIEPIDÉMICAS de cada rama, incluyendo la de cosmética, se pueden encontrar en la página web del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España[5]. Además, algunas de las recomendaciones han sido reunidas en guías para centros de peluquería[6] y estética[7] por la organización STANPA: Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética.

La UE está preocupada por la escasez de equipos en los hospitales, cualquiera que sea el país, cualquiera que sea el tipo de instalación, cualquiera que sea la negligencia previa o la escasez actual.. Son conscientes de que cada vez se necesitan más equipos y que el flujo de los mismos debe ser estandarizado para que los suministros sean lo más eficientes y efectivos posibles. La aplicación de normas unificadas dentro de la Unión Europea permitiría a los actuales fabricantes de -entre otros- equipos de protección personal, armonizar la calidad de los productos suministrados a los hospitales, lo que redundaría en una mayor protección de los profesionales de la salud en toda la Unión Europea.

Las fuerzas unidas en la lucha contra el coronavirus

No sólo las autoridades, sino también los particulares y las empresas participaron en la ayuda. Se donaron fondos para la compra de equipo médico, los salones de belleza compartieron sus existencias de desinfectantes, guantes y mascarillas, y las empresas privadas comenzaron a coser mascarillas para apoyar a los trabajadores de la salud que operaban "en primera línea".

En España, marcas industriales tan grandes y conocidas como Telefonica hicieron una aportación de 25 millones de euros para la compra de material sanitario. La empresa social AUARA está donando botellas de agua a hospitales que lo necesiten. En cuanto a PepsiCo, ha anunciado la donación de 200.000 dólares a Cruz Roja Española para contribuir en la lucha contra el covid-19. Vincci Hoteles respondió a ese llamado, ofreciendo una donación de material a centros sanitarios y a los cuerpos de seguridad para apoyar la labor que están realizando para combatir esta emergencia sanitaria.

También, la compañía ENBIO está tratando de ayudar a los hospitales en varios países europeos. La compañía transfirió 100 esterilizadores a hospitales polacos, alemanes, italianos y españoles, y el 10% de cada compra en la tienda online de Enbio será transferido a los hospitales. Para ENBIO, como fabricante de autoclaves, los temas relacionados con la salud humana siempre han sido una prioridad.

 

Bibliografía: 

  1. [1] https://www.redaccionmedica.com/secciones/ministerio-sanidad/coronavirus-espana-supera-el-objetivo-de-transmision-marcado-por-sanidad-3514
  2. [2] https://www.bbc.com/mundo/noticias-52556542
  3. [3] https://www.eldiario.es/sociedad/nueva-normalidad_1_6022052.html
  4. [4] https://www.who.int/publications/m/item/draft-landscape-of-covid-19-candidate-vaccines
  5. [5] https://www.mincotur.gob.es/es-es/COVID-19/Paginas/index.aspx
  6. [6] https://www.stanpa.com/somos-responsables/guia-de-recomendaciones-higienico-sanitarias-para-salones-de-peluqueria/
  7. [7] https://www.stanpa.com/somos-responsables/guia-de-recomendaciones-higienico-sanitarias-covid19-para-centros-de-estetica/