Coronavirus: ¿es efectivo el esterilizador UV?

Recientemente, está apareciendo más y más información sobre los esterilizadores UV como medios efectivos para combatir el virus COVID-19. ¿Pero son realmente efectivos? ¿Qué debería considerarse y qué equipo elegir para estar absolutamente seguros de que obtendremos herramientas y máscaras estériles y completamente seguras y libres de patógenos?

Esterilizador de UV - ¿qué es?

El esterilizador UV es un dispositivo diseñado para esterilizar principalmente el aire y varias superficies planas. Complementa los procesos de desinfección y esterilización de los instrumentos en un autoclave, realizados en lugares como salas de tratamiento, quirófanos de hospitales y otras instalaciones sanitarias. Se produce principalmente en forma de lámpara de mercurio, cuya función es esterilizar el aire. En la era de una pandemia, también se utiliza en el transporte público, por ejemplo en los autobuses de China, donde se emplea para reducir al mínimo el riesgo de infección por coronavirus a través de gotas.

Este tipo de esterilizador utiliza la radiación UV, específicamente la UV-C. Es una radiación de onda corta y la longitud de onda oscila entre 210 y 328 nm. Funciona creando dímeros de timina, cambiando la estructura de los ácidos nucleicos y, por consiguiente, dañando el ADN microbiano. Sin embargo, estas lámparas no eliminan completamente todos los virus y bacterias, no eliminan sus formas de esporas, que también pueden ser una amenaza. Por lo tanto, este proceso no puede llamarse esterilización, sino sólo desinfección. Debido a su especificidad de funcionamiento, el dispositivo sólo puede ser utilizado como un método auxiliar. No sustituirá a un autoclave profesional, que es el único que garantiza la eficacia y la eliminación completa no sólo de las formas vivas, sino también de las formas vegetativas de los microbios peligrosos.

Los riesgos asociados con el esterilizador UV

En los últimos meses, nos hemos enfrentado a un nuevo patógeno agresivo y muy infeccioso: el coronavirus. No sólo ha obstaculizado nuestro funcionamiento diario, el trabajo y la vida social. En un futuro próximo tendremos que aprender a vivir en una nueva realidad. Las últimas investigaciones muestran que este virus puede sobrevivir en varios tipos de superficies, lo que significa que podemos infectarnos no sólo durante el contacto con una persona enferma a través de una ruta de gotas, por ejemplo, tocando la superficie contaminada con la mano, y luego con la boca, los ojos o la nariz. Dependiendo del tipo de superficie, el patógeno puede durar en ellas durante distintos períodos de tiempo. Según los conocimientos actuales, el coronavirus puede sobrevivir hasta 24 horas en superficies de papel y cartón, hasta 72 horas en acero inoxidable o plástico, y hasta 4 horas en superficies de cobre. Todo esto también depende de factores como la humedad y la temperatura del aire. Por eso es tan importante lavarse las manos tan a menudo como sea posible, desinfectar las superficies, en particular en los lugares públicos, lugares de trabajo, y esterilizar las herramientas y objetos reutilizables utilizando un autoclave, no un esterilizador UV. No es un dispositivo que muestre plena eficacia, y su uso puede ser peligroso y causar más daño. ¿Por qué?

1. No elimina las formas de esporas de bacterias y virus

La radiación UV, que se utiliza en este tipo de dispositivos, cambiando la estructura de los ácidos nucleicos, actúa principalmente sobre las formas vivas de los microorganismos, pero no elimina sus formas vegetativas, esporas. Por lo tanto, el uso de este método no garantiza la plena eficacia del proceso de esterilización. Por lo tanto, no puede haber una esterilización que tenga por objeto eliminar completamente las formas vivas y en esporas de los patógenos, pero sólo la desinfección. No se trata de una esterilización de clase B, sino de una S o N inferior según la fuente de radiación utilizada.

2. Operación inexacta

Debido a las especificaciones de rendimiento, las lámparas UV germicidas no son completamente exactas. Los rayos ultravioleta tanto en las lámparas como en los esterilizadores UV se propagan linealmente y los microorganismos pueden sobrevivir en las zonas "sombreadas". La potencia de tal dispositivo también disminuye a medida que aumenta la distancia: los objetos colocados más lejos de la lámpara se desinfectarán menos. Las lámparas UV bactericidas reducen el riesgo de infección por gotas, pero no penetran profundamente en los sólidos y líquidos, lo que significa que sólo esterilizan el aire, lo que nunca puede reemplazar la esterilización efectiva de los artículos reutilizables en un autoclave.

3. Nociva para el hombre

La radiación UV es extremadamente dañina para los humanos. Cada vez que encendamos las lámparas, deberíamos salir de la habitación. La radiación UV-C puede causar irritación, quemaduras en la piel, conjuntivitis e incluso llevar al desarrollo de cánceres de piel. La luz UV también puede dañar la retina. Las lámparas de acción directa son particularmente peligrosas. Además, la exposición al ozono, que se produce durante el funcionamiento de algunos de estos dispositivos, puede afectar negativamente al funcionamiento del sistema respiratorio.

4. Duración del proceso

Dependiendo del tipo de esterilizador UV, la duración del proceso puede variar entre varios minutos y varias horas. Sin embargo, hay que recordar que aunque sigamos las instrucciones del fabricante y sigamos todas las instrucciones de uso, todavía no estamos 100% seguros del efecto estéril. Además, si se selecciona una potencia de radiación demasiado baja y una duración de acción demasiado corta, pueden producirse mutaciones intensificadas en las células microbianas, que tendrán un efecto diferente.

5. La falta de aprobación en los puestos sanitarios y epidemiológicos

No se recomienda que este método sea utilizado en los puestos sanitarios y epidemiológicos. En la mayoría de las inspecciones realizadas por los empleados de esas instituciones no se considera que las lámparas que utilizan radiación ultravioleta sean apropiadas para una esterilización eficaz, lo que indica la necesidad de utilizar esterilizadores profesionales: autoclaves de vapor. Sólo éstos garantizan la plena eficacia de este proceso y su seguridad. No en vano, en los hospitales y otros centros de salud el medio básico para combatir los microbios peligrosos es un autoclave, no un esterilizador de rayos ultravioleta. En el Reino Unido, lugares como salones de belleza, estudios de tatuaje y peluquerias no están obligados a esterilizar ni a tener autoclave, pero el uso de dispositivos de esterilización es la única opción para garantizar la seguridad de todos los clientes. No sólo en la lucha contra el coronavirus, sino también con otros patógenos nocivos con los que estamos en contacto a diario, no podemos recurrir a medias tintas: la seguridad y la plena eficacia deben ser una prioridad. El esterilizador UV sólo puede apoyar los procesos de esterilización y complementarlos, pero ciertamente no es una herramienta gracias a la cual se puedan eliminar los patógenos de las herramientas.

Autoclave de vapor - la herramienta oficial para combatir el coronavirus

La Unión Europea ha indicado que, en la era de la pandemia de coronavirus, además de las máscaras y otros equipos de protección personal, el autoclave es uno de los principales dispositivos utilizados para esterilizar objetos. Sólo su uso en conjunto con las directrices existentes limitará la propagación del coronavirus y protegerá eficazmente a las personas. La esterilización en autoclave de vapor implica la destrucción de todas las formas de microorganismos nocivos, incluidas sus esporas. El objeto que ha sido sometido al proceso de esterilización está libre de más del 99% de los patógenos. Este es un método eficaz para esterilizar no sólo los objetos reutilizables, sino también las mascarillas, incluidas las mascarillas desechables, antes de su eliminación. En el autoclave, también se pueden esterilizar vendas, apósitos e incluso llaves y otros artículos metálicos.

Los autoclaves de vapor fabricados por Enbio son dispositivos de esterilización totalmente eficaces. Tienen todos los certificados y atestaciones necesarios y han sido clasificados en la clase B más alta - tienen el certificado CE, aprobándolos como dispositivos médicos. Cumplen al 100% con el Ministerio de Salud y garantizan la plena eficacia y seguridad de la esterilización.

 

Bibliografía:

  1. New coronavirus stable for hours on surfaces, NIH, https://www.nih.gov/news-events/news-releases/new-coronavirus-stable-hours-surfaces
  2. The Benefits and Drawbacks of Disinfecting Surfaces and Killing COVID-19 with UV Lights, You can sanitize things without touching them, but you have to know what you're doing https://www.core77.com/posts/96010/The-Benefits-and-Drawbacks-of-Disinfecting-Surfaces-and-Killing-COVID-19-with-UV-Lights
  3. Can UV Light Fight the Spread of Influenza? Safe for human exposure, far-UVC light may offer low-cost solution to eradicating airborne viruses in indoor public spaces, Columbia University Irving Medical Center https://www.cuimc.columbia.edu/news/can-uv-light-fight-spread-influenza
  4. Opinion on Biological effects of UV-C radiation relevant to health with particular reference to UV-C lamps, European Commission, https://ec.europa.eu/health/sites/health/files/scientific_committees/scheer/docs/scheer_o_002.pdf