¿Cómo se esterilizan las herramientas en un autoclave?  Una guía completa

La esterilización de los instrumentos consta de varias etapas y requiere accesorios adecuados, además del equipo principal: el autoclave. Averigüe qué se necesita para llevar a cabo el proceso de descontaminación completo y cómo completarlo paso a paso, para obtener el mejor nivel de eficiencia y seguridad.

¿Qué necesitará para el proceso de descontaminación?

Guantes protectores

Los guantes son indispensables durante el proceso de descontaminación de las herramientas, para la limpieza manual, la desinfección, el empaquetado de las herramientas en bolsas y también para colocar las herramientas en el autoclave. Hay muchos tipos de guantes en el mercado. Entre ellos se encuentran los guantes hechos de una mezcla de látex y neopreno, internamente clorados, así como de caucho nitrílo, que se caracterizan por una mayor durabilidad. En la zona "sucia" - el lugar de las etapas de descontaminación previas a la esterilización - se recomienda que los guantes utilizados por el personal del salón cumplan con las normas europeas pertinentes, protegiendo contra los productos químicos y contra los pinchazos/cortes. Incluso se pueden usar dos guantes uno encima del otro. Los guantes de diagnóstico más populares, utilizados por ejemplo en hospitales, no son adecuados para el proceso de descontaminación - no proporcionan una protección adecuada debido al hecho de que son demasiado delgados y cortos.

Someter las herramientas al proceso de desinfección (térmico / químico / manual)

La desinfección es una etapa necesaria antes de la correcta esterilización de los instrumentos. Todos los instrumentos reutilizables deben ser lavados y desinfectados después de su uso. Hay varios tipos de desinfección:

  • manual, térmica - adecuada para equipos resistentes al calor (a una temperatura de 60 a 95 grados centígrados, dependiendo de la duración del proceso),
  • química - usando preparados químicos
  • química, térmica.

El proceso de preparación del material para la esterilización puede requerir múltiples etapas. El proceso de una etapa es adecuado para el equipo que no requiere desmontaje, y el de múltiples etapas puede ser necesario para el equipo que sí requiere desmontaje. El proceso de múltiples etapas incluye la etapa de prelavado, que se realiza manualmente o con una máquina específica, una etapa de limpieza adecuada y la desinfección. Si no utilizamos una máquina para la desinfección, debemos someter las herramientas a un baño de desinfección.

Pruebas biológicas e indicadores químicos

Los indicadores biológicos y químicos son esenciales para asegurar que los procesos de esterilización se lleven a cabo correctamente. Los indicadores químicos son pruebas dedicadas al método de esterilización seleccionado, y los indicadores biológicos son pruebas en ampollas y tiras que contienen cepas de bacterias resistentes, especialmente desarrolladas, destinadas a la incubación. Por ejemplo, las pruebas biológicas del tipo SPORAL contienen esporas de las bacterias Geobacillus stearothermophilus, Bacillus atrophaeus o Bacillus pumilus, según el tipo de esterilización utilizado. Las pruebas seleccionadas deben ajustarse a las recomendaciones del fabricante del esterilizador.

Paquetes de protección

Otro elemento necesario consiste en paquetes o fundas de papel de aluminio de protección, comúnmente conocidos como sobres o bolsas de esterilización. Todos los dispositivos reutilizables deben ser esterilizados en un paquete que los proteja del polvo, la humedad y la contaminación secundaria hasta su uso. Las mangas y bolsas protectoras deben permitir el paso del agente de esterilización y bloquear los factores externos al mismo tiempo. Todos los tipos de embalaje deben cumplir las normas de seguridad europeas. Se refieren, entre otras cosas, al diámetro de los poros, la resistencia al desgarro, el contenido de cloruro y sulfato, la resistencia y el ancho del sello. En función del peso de los instrumentos esterilizados, también debe seleccionarse la clase de embalaje apropiada - I (para conjuntos ligeros), II, III (para conjuntos de peso medio) o IV - para conjuntos pesados y aplicaciones especiales.

Lavadora ultrasónica

El limpiador ultrasónico es una de las mejores herramientas para los procesos de limpieza y desinfección. La limpieza por ultrasonidos ayuda a eliminar la suciedad incluso en lugares de difícil acceso, imposible de eliminar de forma tradicional. Es un proceso rápido, efectivo y seguro, incluso para herramientas reutilizables muy frágiles. Al elegir un limpiador ultrasónico, preste atención a su potencia y a la temperatura a la que se realiza el proceso de desinfección - una lavadora de 50-70 W será adecuada para los salones de belleza que realizan manicura / pedicura, pero para tratamientos más avanzados, la potencia de la lavadora debería ser mucho mayor. La temperatura óptima está por debajo de los 60 grados centígrados. También se requiere comprar un líquido especial para limpiar y desinfectar las herramientas en un limpiador ultrasónico, complementando todo el proceso. Al final del proceso, las herramientas deben ser enjuagadas con agua desmineralizada y secadas.

Agua destilada

El agua destilada es esencial para los procesos adecuados de desinfección y esterilización. Su uso garantiza que no hay minerales en el agua que puedan dañar las herramientas esterilizadas o el autoclave. La bomba de agua y las válvulas solenoides del autoclave son especialmente sensibles a la contaminación. 

Preparados químicos

Para el proceso de desinfección se utilizan muchos tipos de preparados químicos. Los productos químicos utilizados incluyen compuestos a base de cloro, alcoholes, aldehídos, compuestos de peróxido y derivados del fenol. Los compuestos fenólicos se utilizan para la predesinfección, antes de la desinfección y la esterilización propiamente dichas. En una concentración de hasta el 5%, pueden utilizarse para la desinfección de las encimeras y para la desinfección inicial. No se recomiendan para desinfectar ningún equipo que entre en contacto con la piel y las membranas mucosas, ya que pueden irritar los tejidos. Los compuestos de cloro son una de las preparaciones químicas más populares con propiedades fungicidas y bactericidas. Sin embargo, causan la corrosión de los metales e irritan la piel y las membranas mucosas. Los alcoholes también se utilizan en el proceso de desinfección, sobre todo el alcohol etílico e isopropílico. Sin embargo, su actividad disminuye significativamente cuando se diluyen por debajo del 50%. Las soluciones desinfectantes deben utilizarse de acuerdo con su uso previsto. Para la desinfección de superficies se utilizan agentes que son efectivos en 15 minutos, mientras que las soluciones que funcionan durante un período más largo de tiempo se aplican para desinfectar el equipo que puede ser sumergido en ellas.

Secador

Un secador adecuado puede ser muy útil en un proceso de descontaminación debidamente preparado. Después de limpiar y desinfectar los instrumentos, séquelos bien con un paño desechable no tejido o con un secador, antes de colocarlos en el esterilizador. El secado es un proceso obligatorio y debe cubrir todas las superficies, incluso las de difícil acceso. Las gotas de agua en los instrumentos impiden una esterilización eficaz.

Preparación para el lavado de las manos

El lavado de manos es la base de la higiene ocupacional. Vale la pena utilizar preparados de alta calidad que no contengan compuestos nocivos. No deben contener factores alergénicos que causen irritación y sequedad de las manos. Deberían ser jabones sintéticos, fabricados en condiciones estériles. Recuerde lavarse bien las manos, al menos durante 30 segundos.

Preparación para la esterilización

1. Limpieza y preparación de las herramientas

La primera etapa del proceso de descontaminación consiste en limpiar las herramientas y prepararlas para los procesos posteriores. Esta es una actividad muy importante, porque incluso los rastros biológicos microscópicos pueden impedir el proceso de esterilización adecuado. Hay que tener en cuenta todas las ranuras y huecos de difícil acceso. Esta etapa se puede realizar lavando a mano con cepillos suaves, rociando, enjuagando y limpiando con ultrasonidos en lavadoras especiales.

2. Desinfección

La siguiente etapa de la preparación del instrumento para la esterilización es la desinfección. Según las recomendaciones del fabricante, podemos hablar de desinfección química, térmica o químico-térmica. Puede realizarse en una máquina especial o en una lavadora para la desinfección. En el caso de la desinfección química, se debe prestar especial atención a la concentración adecuada del desinfectante, en la que los instrumentos deben estar completamente sumergidos.

3. Secado

Antes de envolver las herramientas en paquetes protectores especiales, séquelas bien a mano (por ejemplo, con toallas de papel) o con un secador usando aire seco y comprimido. Si se preparan manualmente, deben secarse inmediatamente para evitar la multiplicación de microorganismos. Después de secar completamente las herramientas, recuerde mantenerlas de esa manera con un agente especialmente diseñado.

4. Embalaje de las herramientas

Para que el proceso de esterilización se desarrolle correctamente, también debemos recordar elegir el tipo de embalaje adecuado. Los paquetes o bolsas deben disponerse en el autoclave de acuerdo con el principio de lámina a lámina, papel a papel, para lograr la mejor eficiencia del proceso de esterilización.

¿Cómo se esterilizan las herramientas en un autoclave?

1. Carga la cámara de esterilización

Hay unas cuantas reglas básicas que hay que recordar. En primer lugar, los instrumentos pesados deben colocarse en el fondo de la cámara de esterilización, y los más ligeros en los niveles superiores. El llenado mínimo de la cámara tampoco debe ser inferior a 1/6 de su capacidad. También hay que prestar atención al tamaño y peso máximos de carga aceptables, según lo especificado por el fabricante del autoclave.

2. Autoclave (selección del programa apropiado)

Sólo siguiendo las instrucciones del fabricante podrá llevar a cabo un proceso de esterilización eficaz en un autoclave. Este proceso no debe dañar o alterar las propiedades de los instrumentos esterilizados. Elija los ajustes que correspondan al tipo de los instrumentos que desea esterilizar: si el equipo es liso, sin gubias, etc., se puede seleccionar un programa más corto. No se olvide del agua destilada necesaria para la esterilización.

3. Fin de la esterilización

Después de que el proceso de esterilización haya terminado, quita las herramientas para dejar que se enfríen. Luego, manteniéndolos en sus bolsas, colóquelos en el lugar específico donde deben ser guardados. El embalaje debe incluir la fecha de esterilización o la fecha de expiración y una descripción del contenido, en el caso de embalajes no transparentes.

¿Cómo controlar el proceso de esterilización?

Para garantizar que el proceso de esterilización sea realmente efectivo, debe realizar controles regulares del autoclave. El control del proceso de esterilización, como se ha mencionado anteriormente, se realiza mediante pruebas físicas, químicas (pruebas de parámetros) y biológicas (control de eficacia). ¿Con qué frecuencia hay que controlar el proceso de esterilización? Cuando se utiliza un esterilizador de vapor, según el tipo: una vez al mes, una vez a la semana o una vez al día, cada vez que se repara el equipo y cuando no se dispone de medición y registro automático de los parámetros críticos. 

Prácticas probadas - cómo mejorar el proceso de esterilización

  • Hay que leer las instrucciones de uso del esterilizador. Es necesario actuar de acuerdo con sus instrucciones. Esto significa que la carga del lote no puede ser excedida.
  • Los fabricantes de autoclaves suelen indicar cuántos paquetes caben en el esterilizador, pero también es el peso de los instrumentos lo que puede determinar si podemos añadir más instrumentos en la cámara.
  • El tiempo de desinfección de las herramientas - cosméticas y médicas - depende del desinfectante utilizado. Los detalles de la aplicación siempre se enumeran en el folleto que viene con el producto de desinfección.
  • Por favor, recuerde que los instrumentos colocados en el autoclave en bolsas deben estar perfectamente secos.